sábado, 29 de noviembre de 2008

Se acabó el llegar tarde a las partidas


La FIDE ha decidido acabar de una vez por todas con el margen de una hora que teníamos para realizar nuestra primera jugada y no perder por incomparecencia. Si llegamos un segundo tarde, perderemos y a casita. Por lo visto, el presidente de la FIDE, Kirsan Ilyumzhinov, quedó traumatizado en las olimpiadas de Calvià y Turín en las que, ante los periodistas, se exhibía una sala de juego medio vacía en los primeros compases de las rondas. Según él, dábamos una pésima impresión. También le traumatizó que Karpov se retrasara 10 minutos en un match mundial y el olímpico de pasado turbio, Samaranch, se ofendiera porque tuvo que esperar para ejecutar el saque de honor. Si queréis leerlo con más detalle, leedlo en Chessbase, especialmente, la última pregunta. ¡Qué sabrá Samaranch de ajedrez!

Si esto finalmente se aplica a todos los torneos que cuenten para Elo FIDE (Circuit Català, Catalunya per Equips...), estamos entrando en una nueva era para el ajedrez. Y todo para ganar más dinero, para ser olímpicos, para ser el único DEPORTE en el que muchos de sus practicantes no acaban de creerse que realmente sea un deporte. Ya soportamos con estupor que se prohibiera fumar y beber alcohol en la sala de juego -para no dar mal ejemplo a los pobres niñitos- y ahora llega esto.

Yo aprendí a jugar en salas llenas de humo y alcohol y de mayor ni fumo ni bebo pero creedme que aquellas salas de juego, con atmósfera cargada y neblinosa, con las mesas llenas de copitas de coñac o medianas vacías, tenían más encanto que las actuales -modositas y con regusto a extraescolar-.

La tolerancia cero con el retraso en la llegada a una partida solamente servirá para que aquellos que hacían malabarismos horarios para jugar un torneo desistan de inscribirse y se queden en casa viendo las partidas por internet.

Y es que el error es, en mi opinión, creerse que esto es un deporte y que tenemos que compararnos con los señores del balón o esas moles sudadas -y descerebradas a golpes- en un ring. El ajedrez es un arte, una ciencia, y tendríamos que compararlo más bien con las matemáticas, la música o si se quiere con los honorables juegos de cartas que sí eran actividades de caballeros -y damas-.

Moviendo piezas no me siento deportista. A este paso, nos obligarán a estar sentaditos en la silla toda la partida porque, claro, los futbolistas no abandonan el campo en mitad del partido. Y tendremos que vestir uniformes que nos identifiquen...

¡Qué asco me da la FIDE!

5 comentarios:

jaquealbellaco dijo...

Desde mi punto de vista, para dignificar el ajedrez, es necesaria una serie de medidas rigurosas, para que así, los patrocinadores vean atrayente entrar en este circo. La puntualidad en las partidas, si lo miramos únicamente de forma egoísta e individual, está claro que a la mayoría nos parece una aberración, sobretodo, porque no somos profesionales del tablero. Ahora bien, ¿los organizadores se pueden permitir ese lujo de tableros vacíos o semivacíos ronda tras ronda? sin ninguna duda que no. Es posible que los torneos pierdan jugadores por aplicar tal medida pero, los patrocinadores no están dispuestos a regalar dinero sin un mínimo de garantías.
Hay maestros internacionales y grandes maestros, que por norma llegan tarde a la partida. En ningún trabajo serio, nos permiten llegar tarde sin justificante. En ajedrez sí, y algunos titulados internaciones desde hace mucho tiempo, viven demasiado bien en este sentido.

Catulo dijo...

Quizás tengas razón pero lo más sensato sería reservar esta rigurosidad para el ajedrez profesional y dejar tranquilos a los amateurs.

monpablo dijo...

Y el próximo campeón del mundo que será:

¿Campeón de Ajedrez? o ¿Campeón de puntualidad?.

Yo prefiero uno que sepa jugar a ajedrez, porque a este paso al campeón no le hará falta saber ni mover las piezas, tan sólo llegar a la vez que el árbitro y bloquear el ascendor del contrincante. Aunque supongo que si presentas justificante del hotel conforme el ascensor se estropeó igual te sirve.

Seamos serios, esta medida no sirve una .... (me ahorro la palabrija que ya debeis haber entendido) para lograr patrocinadores, SIMPLEMENTE es para que los politicuchos y "personalidades" NO deban esperar a que al ajedrecista le apetezca presentarse. Porque de esta manera ellos pierden protagonismo. Ahora el ajedrecista estará a la hora en punto y serán ellos quienes llegarán tarde a los actos como han hecho, hacen y harán siempre. Pero de patrocinadores no va el asunto.

Y claro, a la larga estas medidas las sufriremos el resto de mortales-ajedrecistas; como la de jugar el sábado el por equipos o ¿alguien se cree qué esto acabará en la DH tan solo?

Jordi Sabater dijo...

Ya lo dijo Kasparov que en la FIDE eran todos unos incompetentesy unos criminales. 15 años después la Tierra le da la razón. Además está lleno de traficantes de armas que deberían ir a prisión. Tranquilo monpablo que ya lo digo yo. ¡¡¡A la mierda la FIDE!!! (con perdón Catulo).

Catulo dijo...

Bien dicho, ¡a la mierda!, porque es cierto que todo esto no ha hecho más que empezar, jugando en sábado, sin un segundo de tolerancia horaria, sociales más más rápidos... jeje no te enfades Mon, que no lo decía con "segundas"...