viernes, 14 de noviembre de 2008

La tristeza de Ivanchuk


Pobre Vassily. No da una. Ganador en tres ocasiones del presitigioso torneo de Linares, va consumiendo los años sin coronarse campeón del mundo. Dicen que son los nervios. Yo también debo ser muy nervioso porque suelo dejarme cosas...
Y por si fuera poco, el equipo de sus amores, el Real Madrid (véase el escudito de su chandal en la foto) ha caído eliminado en la copa del rey por un puñado de héroes anónimos del Irún.
En el Sant Martí también hay madridistas, y atlético-madridistas, y espanyolistas. Y forofos del Júpiter, unos cuantos. Hace unos pocos años se jugó un apasionante match de ajedrez entre simpatizantes barcelonistas y los del "resto del mundo" que, si no recuerdo mal, acabó en un reñido empate a cinco. ¿Resucitamos este evento o qué? Con la tontería más de uno jugaría su primera partida en casi un año...

1 comentario:

imperioso dijo...

¿Y para cuándo un jupiteristas contra resto del mundo?