miércoles, 9 de noviembre de 2011

La bella Madame de Rémusat

Entre las pocas partidas de ajedrez que circulan del célebre Napoleón Bonaparte, una de las que más se ha hablado es la que disputó contra Madame de Rémusat. Esta bella dama de quien se han hecho muchos retratos aparece en muchos libros de ajedrez como el chivo expiatorio del estilo agresivo del brillante general.
Madame de Rémusat, Claire Élisabeth Jeanne Gravier de Vergennes de Rémusat (1780 – 1824), era una de las damas de palacio más distinguidas de la corte de su esposa Josefina. El versátil diplomático Talleyrand estaba entre sus admiradores y se la tenía por una mujer no solamente hermosa sino muy perspicaz. Publicó un ensayo sobre la educación de las mujeres y póstumamente unas memorias en las que se narra la famosa partida con Bonaparte.
Para más información sobre la partida y el ajedrez de Napoleón en general tenéis un buen artículo aquí en Ajedrez365. Fijaos en que la partida comienza con negras pues parece ser que las negras eran un color reservado a las damas para enaltecer la palidez de sus finas manos.
Bueno, y ahora una confesión. El retrato de más arriba no es de Madame de Remusat sino de su yerna. En muchos lugares lo hallaréis erróneamente adjudicado a la adversaria de Napoleón. Pero como es el más bonito, lo dejo ahí, jeje.
Sin duda que este personaje da para escribir cien relatos cortos...

10 comentarios:

Jordi Rodríguez dijo...

¡Ya estás tardando, zagal, en dedicar-le a esta magna mujer en sus
artes unos pocos cien relatos! :)
Desconocía que Napoleón fuera desbancado en el ajedrez, no tenía mucha suerte, el desgraciado, en algunos ámbitos, no...

David Vivancos Allepuz dijo...

¿Yerna?

Catulo dijo...

No sé si te refieres a la palabra o a la atribución a su "nuera".

La palabra:

1. f. Bol., Col., P. Rico, R. Dom. y Ven. nuera.
Ya sé que es España pero... me salió el lado boliviano.

La atribución:

Leí en un blog francés (pero no sé francés así que...) que el cuadro se colgó con la atribución equivocada porque la nuera/yerna al casarse con un Rémusat tb fue Madame Rémusat. Pero la del cuadro es rubia y la ajedrecista era morena, según me ha parecido ver en otros retratos y grabados.

Catulo dijo...

Jordi, Napoleón jugaba al ajedrez pero parece ser que no tan bien como comandaba sus ejércitos. La partida -demasiado bien elaborada para las otras partidas que tenemos de él- se sospecha que es un retoque porque en las memorias de Madame R. no se expone y solamente se explica lo que sucedía en torno a la partida. Vamos, una partida arreglada, pero que existió aunque fuera con otras jugadas.

Patricia Llaneza dijo...

Me interesa el tema del español de Bolivia. ¿Cómo se dice "me he equivocado y no lo quiero reconocer"?

A ver si lo he entendido. El post va sobre una tía pero pones un retrato de otra porque es más guapa. ¿Se está spraggettizando este blog? :-)

Catulo dijo...

Por supuesto Patricia, en ambas cosas. Errores cometo muchos, es lo que tiene escribir (!). En cualquier caso es bueno que sea noticia que escribí mal una palabra, jajaja.

Catulo dijo...

Lo de la foto fue así, vi el cuadro y me gustó. Escribí el artículo y luego vi que el retrato es falsamente atribuido a la ajedrecista y no tenía ganas de poner un retrato más feo (feo el retrato, no la mujer). Digamos que su inclusión es un aviso a navegantes.
El día que me Spraggettice pondré enlaces a webs guarronas!

Jordi Sabater dijo...

No sé si el missatge d'abans s'ha publicat, tinc un problem. Deia més o menys que les partides de Npoleón estàven arreglades i que fins i tot hi havia una bessona. "Sire" era molt mal jugador i la llegenda tapava la realitat.

Catulo dijo...

Diuen que era fluixot sí, lo de la bessona és pq la partida es va jugar començant les negres i suposo que algú la debia invertir fent que comencessin les blanques.

Jordi Sabater dijo...

No, no, la fan constar com una altre partida. És un estafa en tota regla.