viernes, 24 de octubre de 2008

Kramnik, el sosoman


Por lo visto, Kramnik tiene cada vez menos amigos en http://www.chessbase.com y pocos son los que, a estas alturas del match, confían en una remontada en el marcador. Se afirma -como si le hicieran un favor- que es tan purista, tan honesto, que no arriesga en ninguna partida y que busca siempre la mejor jugada aunque eso, deportivamente, pueda perjudicarle. Se insinúa incluso que quizá debería especular, jugar contra el hombre y no contra la posición.
No es una cuestión de honestidad. Del mismo modo, tampoco podemos afirmar que Anand sea deshonesto por utilizar líneas infrecuentes y tratar de sorprender al ruso. ¡Qué diríamos entonces de jugadores como Tal o Shirov que continuamente van sacando el trabuco! Más bien es una cuestión de estilos y Kramnik se caracteriza por ser un jugador megasólido, el Petrossian del siglo XXI. Cuando ganó a Kasparov lo hizo ganando sólo dos partidas del match pero, atentos, no perdió ninguna. Ahora que ha perdido tres parece imposible que pueda ganar el mismo número de partidas y empatar el match, máxime, cuando quedan tan pocas partidas para su conclusión.
Es posible que Kramnik nos sorprenda en alguna partida y ataque a lo loco pero no podemos esperar un cambio radical de estilo. Su potencia está en la seguridad y, si fuerza demasiado las cosas, aún perderá más partidas. De hecho, se encuentra con -3 porque trató de remontar el marcador a toda máquina. ¿Se acuerdan de Nigel Short? Empezó su match del 93 con Kasparov muy revolucionado y, cuando quiso darse cuenta, había concedido al ogro una ventaja insalvable. Si el match fuera más largo, a 24 partidas, o no contaran las tablas, podría esperarse más guerra por parte de Kramnik. Pero tal como están las cosas, el ruso puede elegir entre jugar como él sabe y empatar casi todas y quizá ganar alguna o bien forzar y suicidarse todavía más.
Para que os imaginéis a un Kramnik temerario os paso la foto de arriba donde Kramnik juega la Grob (1. g4) al más puro estilo aguaderil. Lo impactante es que Anand le responde 1...b5! ¡A cuál más loco!

1 comentario:

Jordi Sabater i Comas dijo...

Bon article moltes felicitats. Lo de la foto te truc, estáven provant el tauler i les peces i es clar no faríen coses que anèssin a jugar en el "matx".