domingo, 12 de octubre de 2008

Ira y fuego en la ronda tres

La tercera ronda ha sido, a mi juicio, espectacular. Fernando Poyato logró algo que muy poca gente ha conseguido: derrotar al número uno, al MC Luís Sánchez en una partida bastante igualada donde Monluís arriesgó demasiado y acabó perdiendo. Pero ya se sabe que "qui no arrisca, no pisca". Con esta victoria, Poyato se sitúa muy de cara al triunfo final pues los puntos que, a buen seguro, irá cosiguiendo Lúis le proporcionarán un buen desempate. No hay duda que Fernando está en plena forma y para muestra un botón: el penúltimo torneillo de la liga de rápidas que organiza el club fue ganado por Poyato.

Por otro lado, Andrés Rojas no desaprovechó la ocasión y logró zafarse de su rival, Ramon Rubies, con cierta comodidad. Ahora el trío de líderes son: Pablo Castillo (que derrotó a Sabater en partida avanzada), Andrés Rojas y Fernando Poyato.
Quien no pudo mantener el ritmo de la cabeza fue José Gómez que perdió en una partida épica frente a Joan Fontanillas (o sea, yo mismo). Fontanillas llegó a la sala de juego enfermo, sudoroso y hasta con fiebre pero en la apertura se las ingenió para comerse el típico peón envenenado de b2. Gómez logró algo de contrajuego por el peón pero, poco a poco, su iniciativa fue extinguiéndose como una débil y trémula llama. Tras algunos escarceos, llegaron a un final de torres en el que Fontanillas tenía un caballo de más y Gómez dos peones pasados (desligados). Maniobrando con precisión, Fontanillas fue anulando los peones y ganó el final sin demasiados problemas.

En el tablero 5, Javier Carmona fue el de las grandes ocasiones y ganó sin excesivos problemas a un combativo Andreu Rojas (el hijo) tras ganarle una calidad en el medio juego. Ojo al muchacho pues está en franca progresión y cada vez aprieta más.

Otra partida vibrante fue la de Ballvé y Súper-Beto. Como suele ser habitual en él, Beto lanzó un furibundo ataque pero, ay Dios, se dejó la dama por una torre. Ballvé no lo debió ver muy claro y aceptó una pícara oferta de tablas del peruano.

El resto de partidas de la franja alta se definió según los pronósticos y vencieron Diego Delgado, Antonio Pérez de Villar y Manuel Mª Rodríguez. Como era de esperar, el clan Vigier lo dejó en tablas y tanto padre como hijo pudieron ir pronto a cenar.

La verdad es que ha sido una ronda muy movidita y sólo he podido acertar cinco de los diez primeros tableros... Mucha emoción queda todavía en este social así que habrá que seguir atentos a los resultados. Gracias a Jordi Sabater por las estupendas fotos que sacó de la ronda 3.

2 comentarios:

Jordi Sabater i Comas dijo...

Como no gane pronto más partidas me dedicaré a la fotografía.

Catulo dijo...

pqwwLeontxo hizo algo parecido pero con la prosa...