domingo, 8 de enero de 2012

Vestidos, Vivancos y una suerte

Las encuestas finalizaron con unos resultados ciertamente interesantes.
En primer lugar, si Duchamp le pide a un (o una) ajedrecista que pose desnudo para él, un 50 % le dirá que no, un 43% le diría que sí y un 7% entraría en estado de shock sin saber qué responder. Como Duchamp hace ya muchos años que falleció no podremos poner a prueba estos resultados pero... menos da una piedra.
En el duelo de escritores sobre ajedrez, Vivancos ha ganado con cierta comodidad a colosos de la literatura como Borges, Zweig o Poe. Solamente Borges con sus sonetos de ajedrez fue un rival serio para Vivancos, que parece tener el corazón robado a los lectores de este blog. Llamativo es el 0% de apoyo a Poe. Será que su diatriba contra el ajedrez no gustó mucho a sus lectores ajedrecistas.
En cuanto a qué consideración merecen los profesionales del ajedrez, ganó el bando que envidia a los profesionales y consideran una suerte el dedicarse al ajedrez. Supongo que es lógico en un blog sobre ajedrez. Pero dejad que sea un poco malo. Me recuerdan estos resultados un poquito al Beatus ille de Horacio en el que se nos dice "ah... qué bonito ser pastor con las ovejitas y el césped y las flores...." (versión libre) y al final del poema leemos que lo dice nada más y nada menos que Alfio, el usurero. O sea, que las palabras son muy bonitas pero aquí la gente no se lanza a las aguas bravas del ajedrez profesional.

3 comentarios:

David Vivancos Allepuz dijo...

Vaya tela de pregunta y de respuestas. ¿Estamos todos locos o qué?

Jordi Sabater dijo...

La loca eres tú, yujuuuu.

Catulo dijo...

Nada, David, que los tienes loquitos a todos con tus relatos!