viernes, 20 de enero de 2012

¡Qué miedo el niño!


Una de las pesadillas más recurrentes entre la comunidad ajedrecística es que te toque con "el niño". Esta horrible criatura, de apariencia cándida, es especialmente peligrosa sobre todo si nos encontramos en algún grupo A de un open.
Se argumentará que el niño es carente de experiencia pero, para el aficionado medio, eso no es cierto. Conozco a niños que con diez años han jugado más partidas escolares oficiales que el 50 % de los federados catalanes ya que estos últimos apenas juegan 9 rondas de un por equipos al año.
Recordad además que el niño no se cansa. Es joven y vive sin las preocupaciones de un adulto por lo que puede dedicarle todo el tiempo que sus padres quieran. De hecho, los padres son sus fieles escuderos y, a poca distancia del niño, le avituallan en todo lo necesario. Le alimentan y le engordan, le traen en coche... para que juegue completamente fresco contra ti, que llegas cansado del trabajo y arrastrando tu cuerpo viejuno.
El colmo del niño es que suele ser un trofeo con poca carne. Suelen tener poco elo así que, si le ganas, poco elo te dan pero como pierdas... el sablazo y las risas no te las quitará nadie en una buena temporada.
Por lo tanto, guardaros del niño. ¡Esconde grandes males en su interior!

10 comentarios:

Jordi Sabater dijo...

Niños asesinos con cara de buenos. Lo peor, je, je.

Jordi Sabater dijo...

Per cert, qui és el de la foto? És un concurs encobert? Em sona moltíssim!!!

Davide Vega D'Aurelio dijo...

Segur que l'has vist Jordi!

L'actor es diu Harvey Stephens, que va fer de fill del diable a la película "La profecia"

Roger dijo...

Doncs si tu ho dius serà així, però com al Jordi a mi també em sonava, no sabia de què, fins que em vaig adonar que aquest nen és "clavadet" a l'Iniesta. O no?

Salutacions,

David Vivancos Allepuz dijo...

Damien mola.

Catulo dijo...

Exacte nois, el nen és Damien, suposadament l'anticrist de la pel·lícula

Catulo dijo...

Hola Davide, benvingut al blog!

Jordi Sabater dijo...

En Harvey, és clar, mercès. Davide lives in-ternet. Guai!

Davide Vega D'Aurelio dijo...

Jajaja.. viure visc molt, el que pasa es que poques vegades escric (he contestat per si hi havia premi!)

Catulo dijo...

Qui no plora no mama, certament. Ja parlarem algun dia Davide per quedar, oi?