viernes, 23 de julio de 2010

Función de un palmarés

El palmarés de cualquier torneo sirve para hacernos una idea del nivel de esa competición a lo largo de sus ediciones. Por ejemplo, suelen observarse en los torneos con muchas ediciones oscilaciones de nivel, generalmente de menos a más. Esta recopilación de nombres no es mera masturbación mnemotécnica sinó una manera de homenajear a los vencedores, de concederles un pálido atisbo de inmortalidad, y al mismo tiempo prestigiar el torneo si en esa lista de vencedores hay nombres ilustres, sean GM's o históricos jugadores loales de una entidad.
Digo esto, ahora que ha pasado la vorágine del internacional, porque sería muy beneficioso para el Sant Martí que en su bonita web apareciera el palmarés de las distintas competiciones que se organizan. Principalmente, el Internacional, los Cerrados que han comenzado a montarse, y luego competiciones locales, sociales y oficiosas, pero que dan personalidad a un colectivo de ajedrecistas. Me refiero a los tres sociales, los torneos PECA y derivados...
Lo más difícil, que es tener recopilados los datos gracias a gente como Prat, Vivancos, Llerins, Pablo, Sabater... ya lo tenemos. Solamente falta que algún alma generosa los cuelgue. No debería dar mucho trabajo ya que es una sección bastante fija en la que se añadirían unos cuantos nombres cada año.
Recordar o morir. Prestigiar o autoinvolucionar.

4 comentarios:

Roger dijo...

Hola Joan,

Estoy de acuerdo con tu petición, estaría bien poder consultar todos esos datos y por otra parte también es una manera de que no se pierdan. Pero en lo que no estoy de acuerdo contigo es en el lenguaje que utilizas. ¿Qué es eso de “masturbación mnemotécnica”? ¡Por favor!, si Pierre Herigon levantara la cabeza, te daría de cachetes.
Bien, me dirás que no has sido tu, que ha sido Catulo, en este caso ni yo ni Herigon podemos decir nada. Catulo es Catulo, casi na.

Saludos y buenas vacaciones.

Catulo dijo...

Ha sido una licencia poética, efectivamente. Cuando las musas se apoderan de uno, ya se sabe...

Anónimo dijo...

Gran idea. Cada club debería recopilar información histórica de sus actividades y mostrarla online.

Jordi Sabater dijo...

Cuidado con las musas Catulo, que no te concedan una licencia masturbadora.