viernes, 12 de agosto de 2011

Fischer: ¿un eco de Morphy?

A raíz de un comentario en otro post, se me ocurrió que las trayectorias de Paul Morphy y Bobby Fischer son hasta cierto punto paralelas pues los puntos en común que tienen ambos son muy numerosos.
En primer lugar son norteamericanos y se enfrentan a una élite europea del ajedrez. En el caso de Morphy, los rivales a batir son Anderssen, Staunton y una horda de maestros europeos. En el caso de Fischer, los rivales son el elenco de campeones y excampeones soviéticos más algunas estrellas aisladas no soviéticas como Larsen (¿una reencarnación de Anderssen?). La verdad es que ambos personajes transmiten soledad frente a un enemigo numeroso, una suerte de Termópilas del ajedrez.
Además son jóvenes hasta el punto de que a los dos se les cataloga como niños prodigio o, por decirlo de un modo más suave, como jóvenes talentosos. Morphy y Fischer llegan a la cima muy jóvenes. El primero barre a todos los rivales con los que se tropieza y solamente Staunton se libra al eludir con excusas algo baratas un enfrentamiento con Morphy. De hecho se le consideró el mejor jugador del mundo de su época oficiosamente porque no existía todavía un título de campeón del mundo. En el caso de Fischer, se va consolidando como jugador puntero y tras una serie de eliminatorias aplastantes, se deshace de jugadores importantes como Taimanov, Larsen y el mismísimo Petrossian para llegar ante Spassky y derrotarle con solvencia, pese a estar éste último arropado por toda la maquinaria soviética.
El final de estos dos jugadores es también parecido. Brillante pero efímero. Cuando están en lo más alto, se autoexilian del ajedrez. Morphy, deseoso de triunfar como abogado, planta el ajedrez y nos arrebata ver hasta cuando hubiera mantenido el cetro mundial. Fischer, quien sabe si contagiado del ejemplo de Morphy, planta también el ajedrez y no se molesta en defender su título ante un joven Karpov, el nuevo engendro ruso.
Incluso en lo mental, tanto en el caso de Morphy como en el caso de Fischer se han señalado brotes patológicos que entorpecieron su vida fuera del tablero.
La verdad es que sus trayectorias, estilos aparte, son muy paralelas. Me pregunto si es una simple casualidad o si, simplemente, Fischer quiso emular a su predecesor. Llegar a la cima es muy difícil, pero mantenerse en ella muchos años es todavía más complicado. Por eso, consideraré siempre a estos dos jugadores como jugadores brillantes pero no los mejores, por lo efímero de su dominio.

8 comentarios:

Antonio Gude dijo...

Amigo Catulo: has señalado cosas que emparentan a Fischer con Morphy. Ahora podríamos fijarnos en las que los separan. Morphy, niño mimado, hiperprotegido, de clase alta, de educación refinada y con otros intereses al margen del ajedrez (como el Derecho, la lectura y la música). Fischer, de origen humildísimo, sin padre, dando bandazos desde la infancia, educación deficiente y con un monotema, el ajedrez. Si en el comportamiento anormal de ambos tenemos el ajedrez como denominador común, en los demás aspectos vitales tienen tanto en común como un esquimal y una prima ballerina del Bolshoi. Saluti.

Jordi Sabater dijo...

Fischer va ser campió del món als 29 anys. Potser va tardar una mica en conquerir el Títol Mundial, potser. El que és una llàstima és deixar-ho als 32, molt trist.

Catulo dijo...

Gracias Antonio por el contrapunto. Efectivamente, también son muchas las diferencias.
A raíz de tu comentario se me ocurre que sería interesante recopilar si la educación de los actuales top es variada o, como en el caso de Fischer, monotemática del ajedrez.

Catulo dijo...

Jordi, per ser campió mundial Bobby havia de passar per tot el circuit de zonals i eliminatòries. No era com ara amb els variats mundials FIDE. En qualsevol cas, jo diria que amb 29 anys va ser el més jove en ser campió del món. Morphy es va limitar a fer una gira llarga.

Jordi Sabater dijo...

No va ser el més jove, Tal tenia 23 anys al 1960, encara que es veritat que els sovètics ho solien conquerir amb la trentena feta.

Anónimo dijo...

Por lo que he leido,el coeficiente intelectual de Fischer era de 180,cuando el resto de mortales tiene,o tenemos,entre 90-100

Catulo dijo...

Doncs si Tal va ser el campió més jove, tb va ser l'excampió més jove! pq va tenir un regnat força efímer.

Comandante Klingon dijo...

Lo dejaron por miedo a perder. Son unos débiles de espíritu.