sábado, 7 de mayo de 2011

Diana López vence en el IV Femenino SMA

La jugadora Diana López ha conseguido, tras cuatro participaciones, el primer puesto en el IV Femenino Sant Martí. Segunda fue la santmartinense Sandra Escobar, que realizó un gran torneo y se acerca cada año un poquito más al triunfo final. Lástima que Ariadna Moreno le arañó un punto que, a la postre, resultó decisivo. El tercer puesto recayó en Karla Medina, tras un torneo muy competido, y es que este torneo se está convirtiendo en una especie de Linares -salvando las distancias, claro- en el que las mismas jugadoras se enfrentan cada edición.
Un poquito más abajo, la joven Yolanda Castillo, del Sant Andreu, terminó en cuarto lugar, y la santmartinense Ariadna Moreno acabó quinta. En un sorprendente sexto lugar quedó la campeona del año pasado, Ana Maria Vargas, que tomará buena nota de sus desaciertos jaqueriles y el año que viene volverá a la carga.
En la zona trasera de la clasificación, una jovencísima santmartinense Lidia Rondoni acabó séptima y octava fue Paula Bello, también del Sant Martí. Este año no hubo premio por equipos pero, de haberlo habido, hubiera vuelto a ser para el Sant Martí ya que era el club que, como de costumbre, suele aportar más jugadoras.
El único "pero" de esta edición es que la participación fue menor que en otros años. Los premios eran algo menores pero lo que realmente se echó en falta fueron jugadoras de la franja baja del ránking. Aunque siendo sinceros, el ambiente fue el de siempre y tenemos que agradecer a Ricard Llerins su impecable arbitraje y a Jordi Sabater erigirse como tradicional maestro de ceremonias.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

8 inscritas y daban premios en metálico? Ni regalando el dinero consiguen que jueguen las jugadoras.. asombrante.

Me sabe ml que un torneo que tenía mas participantas acabe con 8 algo huele..

Fernando García

Catulo dijo...

La mejor inscripción que hemos tenido en este torneo es 14, creo.
Otra lectur es que las participantes suelen repetir.

Catulo dijo...

El hecho de que haya pocas jugadoras complica encontrar participantes. Recuerdo que el Colón, por ejemplo, montaba un torneo de mujeres, abuelos y escolares y optó por dejarlo estar. Recuerdo algún campeonato de Catalunya femenino con cifras similares o incluso peores.
Lo que realmente se echó en falta fueron jugadoras "flojas".