martes, 16 de diciembre de 2008

Ping pong

Perdonad que no haya escrito tanto estos días pero es que últimamente ando muy ocupado con las correcciones de exámenes y me ha sido imposible escribir nada aunque había numerosos temas por tratar.
En la asamblea del pasado sábado surgieron varios temas de los cuales yo destacaría que:

a) la encuesta sobre el por equipos indicó, de manera vinculante, que los equipos A, B y quizás C tienen que alinearse cada semana con el mejor equipo, sea cual sea la situación del resto de filiales. También quedó zanjado que, en caso de incomparecencia masiva, debe ser el equipo más flojo el que pague los platos rotos y acuda con tableros vacíos.

b) pronto tendremos tablero un gigante delante del Instituto Joan de Austria.

c) el Open Int. Sant Martí pasará a verano.

d) el año que viene se hará una exposición de material ajedrecístico

e) se cambiaron los estatutos de la entidad para incluir que pretendemos promocionarf, entre otras cosas, el ajedrez entre colectivos como la juventud, la gente mayor, el colectivo femenino, los immigrantes y, por úlotimo, los discapacitados.

...

Pero la propuesta del día fue, sin duda, la expresada por Ricard Llerins. Propuso crear una sección de ping pong para que el club creciera también en otras direcciones. Como oís: ping pong, o tenis de mesa, que suena más fino. La idea sería ampliar tentáculos para acabar enganchando a la gente con esto del ajedrez. La propuesta no llegó a votarse porque la asamblea se lo tomó bastante a broma y no hubiera sido aprobada esa mañana pero atentos que Ricard lo dice en serio Habló de federar esa sección de ping pong y todo. ¿Un visionario, un loco? El tiempo dirá.
El principal inconveniente, creo yo, es que abrir una sección de "no-ajedrez" entraña el riesgo de que algún día esa sección tenga más peso que el propio ajedrez y le robe el protagonismo (o el presupuesto) o incluso llegue a votarse en una futura asamblea que se disuelve la sección de ajedrez y se centrean exclusivamente en... el ping pong.
Se barajaron otras posibilidades como dardos, baloncesto y, ya en tono claramente jocoso, póquer y derivados, pero podéis imaginar que, durante la comida que se organizó después, el ping pong monopolizó todas las conversaciones. Llegó a proponerse incluso que se cambiara el escudo de la entidad, sustituyendo un caballo por una pelotita de ping pong o que se añadiera la frase: un jaque siempre queda bien.

6 comentarios:

imperioso dijo...

¿Acabaremos defendiendo los colores del Sant Marting-tong? ¿del Sant Marping? En mi humilde opinión, quien lo propuso tuvo suerte de que aquella mañana no se encontrase ningún periodista iraquí en la sala ;-)

Anónimo dijo...

Ping pong?, pini pon?, pero eto que e.
Creo que eso de ir a comer a restaurantes chinos tiene su peliglo(Amarillo pol su puesto).

En Llerins s'ha tornat boig.

Lepi.

monpablo dijo...

Ya puestos, podemos crear la de petanca y hacerle la competencia al club de petanca Sant Martí, la de futbolin, la de damas, damas chinas, trivial, ..., y lo que se nos ocurra.

Ademas, juntando la smesas de tableros del club, seguro que sirven como mesa de ping pong.

Eso sí, más ejercicio físico del que hacemos ahora, seguro.

A saber que subvención le han prometido a Ricard con tal "bogeria".

Anónimo dijo...

Como tenemos una gran sala de juego la dividimos en dos (ajedrez y ese juego de tocar las pelotas) y listos.

Por favor señor Llerins recapacite...

Jordi Sabater dijo...

Ricard és un visionario adelantado a su tiempo y nosotros no lo entendemos como és lógico en éstos casos.

Ricard dijo...

Hola¡

Pues es una buena oportunidad de pedirle más espacio al Regidor cuando hagan el nuevo Centro Cultural en el Cuartel de la Policía. Además la idea es captar gente joven. La mesa plegada no ocupa casi espacio. El problema es quién se responsabiliza del tema. Lo que hace falta son más ganas de trabajar y menos críticas.

Ll.